Cómo se llaman los adictos a los videojuegos: jugadores compulsivos.

¿Cómo se le llama a un adicto a los juegos? La nueva Clasificación Internacional de Enfermedades recoge el llamado «gaming disorder», considerado como la ludopatía.

La adicción a los videojuegos es un problema cada vez más común en la sociedad actual. Los adictos a los videojuegos, también conocidos como jugadores compulsivos, son personas que experimentan una dependencia excesiva hacia los juegos electrónicos, dedicando una gran cantidad de tiempo y recursos a esta actividad.

Esta adicción puede tener consecuencias negativas en la vida de quienes la padecen, afectando su salud física y mental, sus relaciones personales, su rendimiento académico o laboral, entre otros aspectos. Por esta razón, es importante comprender y abordar adecuadamente esta problemática.

En la nueva Clasificación Internacional de Enfermedades, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha incluido el «gaming disorder» como una enfermedad reconocida. Esto significa que se considera un trastorno de salud mental y se le da la misma importancia que a otras adicciones, como el juego patológico o la adicción a sustancias.

La ludopatía es un término que se utiliza para describir la adicción al juego en general, incluyendo los videojuegos. Esta palabra proviene del griego «ludos», que significa juego, y «pathos», que significa enfermedad. Los ludópatas, por lo tanto, son personas que sufren una enfermedad relacionada con el juego.

Es importante destacar que no todos los jugadores son adictos y que disfrutar de los videojuegos de forma moderada y saludable no representa ningún problema. Sin embargo, cuando el juego se convierte en una obsesión y afecta negativamente la vida diaria, es necesario buscar ayuda profesional.

En España, existen diversos recursos y centros de tratamiento para personas que sufren de adicción a los videojuegos. Estos centros ofrecen terapias individuales y grupales, así como programas de rehabilitación para ayudar a los adictos a recuperar el control de su vida.

Si sospechas que tú o alguien cercano a ti puede estar sufriendo de adicción a los videojuegos, es importante buscar apoyo y orientación profesional. No hay que sentir vergüenza o temor de pedir ayuda, ya que la adicción a los videojuegos es un trastorno reconocido y existen soluciones y tratamientos disponibles para superarlo.

¿Cómo se les llama a las personas que juegan videojuegos?

Los gamer son personas que juegan diferentes tipos de videojuegos o pueden especializarse en uno concreto. Son apasionados por los videojuegos y dedican una gran cantidad de tiempo a jugar y mejorar sus habilidades en este ámbito. Muchos gamer forman parte de equipos profesionales de videojuegos y participan en competiciones y eventos relacionados con los videojuegos, donde demuestran su destreza y se enfrentan a otros jugadores de alto nivel.

Los gamer pueden jugar en diferentes plataformas, como consolas de videojuegos, ordenadores o dispositivos móviles. También pueden jugar en línea, conectándose con otros jugadores de todo el mundo a través de internet. Algunos gamer también se dedican a crear contenido relacionado con los videojuegos, como reseñas, guías o transmisiones en vivo, lo que les permite compartir su pasión por los videojuegos con una comunidad más amplia.

¿Qué es el trastorno de los videojuegos?

¿Qué es el trastorno de los videojuegos?

El trastorno por juego en Internet (Internet Gaming Disorder, IGD) se define como un uso persistente y recurrente de Internet para participar en juegos, a menudo con otros jugadores, que provoca un deterioro o malestar clínicamente significativo. Este trastorno puede diagnosticarse si cumple cinco o más de nueve criterios establecidos.

Algunos de los criterios que se deben cumplir para el diagnóstico incluyen: la falta de control en la frecuencia y duración del juego, la dedicación excesiva al juego en detrimento de otras actividades, la persistencia de este comportamiento a pesar de las consecuencias negativas en la vida personal, académica o laboral, y la necesidad de aumentar la cantidad de tiempo dedicado a los videojuegos para lograr la satisfacción deseada.

El trastorno de los videojuegos puede tener efectos negativos en la salud física y mental de las personas afectadas. Puede causar problemas de sueño, fatiga, irritabilidad, ansiedad, depresión y dificultades en las relaciones interpersonales. Además, puede interferir en el rendimiento académico o laboral y en el desarrollo de habilidades sociales.

Es importante destacar que no todos los que juegan videojuegos de manera intensa o frecuente tienen un trastorno. El diagnóstico requiere una evaluación cuidadosa por parte de un profesional de la salud mental. El tratamiento para el trastorno por juego en Internet puede incluir terapia cognitivo-conductual, terapia de grupo y apoyo familiar. También es importante establecer límites en el tiempo dedicado a los videojuegos y buscar actividades alternativas para fomentar un estilo de vida equilibrado.